A mí me Pashrece, Buenas Causas, Curiosidades

Guía de Bogotá para NO turistas

A mi me gusta viajar. De la manera que salga, con los recursos que se tengan y con quienes se animen. Me gusta la idea de un viaje, desde un paseo a Iza en bicicleta hasta un crucero por el mediterráneo. Creo que ambos tienen su gracia.

Yo no tengo nada en contra de los turistas, ni me molestan los recorridos/sitios turísticos. Creo que ambos son un mal necesario (ya, no hagan esa cara, es broma).

Puede que todos los sitios turísticos valgan la pena, pero me gusta más todavía la idea de conocer desde la perspectiva de un local, sentir que viviste el sitio al que fuiste y no sólo pasaste por los monumentos y te trajiste de regreso un bonito souvenir.

Por eso me gustó tanto Bogotá off the beaten path, una página en la Wikipedia de Couchsurfing (sí, yo soy couchsurfer – al menos espiritualmente) que es una guía que se sale de los lugares turísticos y se mete con los lugares de los locales que (me atrevo a decir) encantarían a cualquier turista por defecto.

La guía incluye categorías típicas como rumba, gourmet, tiempo libre, compras y religión que comentan sitios no tan típicos.

Por ejemplo: en la categoría de Bogotá Religiosa se encuentra el Templo de San Francisco. Hasta ahí, normal. En el Templo se encuentra El Cristo de la agonía, una pequeña estatuilla a la que por obra y gracia le crece el pelo. Yo no sé, díganme loca, pero para mí eso no es normal. Y más raro todavía es que le dicen (los locales) Cristo Rastafari, porque resulta que no sólo lo visitan católicos, sino también creyentes en el viejo Marley, más conocidos como rastafaris. Cito:

Un visitante comenta que la manera en que crece el pelo del Cristo de la agonía representa la rebeldía contra el mundo, por lo que cada uno tiene su manera propia de usar el pelo.

(Si lo hace yísus…)

No me vayan a decir que si le cuentan ésto a un gringo/ruso/japonés no va a querer ir a visitar, porque no les creo nada.

Y bueno, así sucesivamente con el resto de las categorías de la guía, rarezas acá, rarezas acuyá. Me siento bien porque conozco el 80% de los sitios que la guía menciona (sí, dentro de ese 20 restante está La Piscina), eso supongo que me hace una muy buena ciudadana (?).

Considero que es genial la iniciativa. Digo iniciativa porque el sitio es algo nuevo y no tiene demasiado contenido aún. Pero, como todo lugar de la beata Wikipedia, ésta guía puede ser alterada para bien o para mal. Si se despierta por ahí un deseo de contribuír para que el turismo sea mejor y más condimentado, atrévase y agregue el chuzo raro que le gustó tanto el otro día.

Y que el Cristo de la agonía los acompañe en sus travesías por Bogotá😀

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s