Cine

Tanda 3: los dramas

A mi no es que me guste llorar, pero me gustan las historias que tocan el corazón. Y éstas dos películas resultaron ser, además de buenas por lo conmovedoras, unos lacrimógenos muy efectivos.

Conociéndome como me conocen (?), y siendo éste mi blog personal, no debería sorprenderles que una es de niños y la otra de perros. Así que disculparán lo predecible de la selección, pero ya sabían que Au Pair y paseadora son mis dos profesiones frustradas.

Taare Zameen Par (2007) – La de India

Como estrellas en la tierra, sería el título en español.

Es una película de Bollywood, así que pueden esperar bastantes coreografías y canciones como las del final de Slumdog Millionaire (en la parte de los créditos).

Lo que realmente me gustó fue la historia: un niño con dislexia que sufre mucho porque no puede aprender como los demás, y pierde su alegría dejando todo lo que le gusta al tratar de ser “normal”. El niño que interpreta a Ishaan, como se llama el protagonista, es tremendo actor. Nada tiene que envidiarle a Dakota Fanning en sus inicios (?).

Es una historia inspiradora, tierna y sincera sin ser cruda. Como pasa también con la de Babies, no muestra situaciones de miseria, hambre o enfermedades graves sufridas por los niños, pero eso no me parece que le quite mérito. Me la recomendó Pavla, a quien de paso le agradezco por compartirme la película prestándome el DVD 🙂

Hachiko: la historia de un perro (2009) – La del akita japonés

No es la típica historia graciosa de un perro que hace muchos desastres y estresa a sus dueños hasta llevarlos al borde de la locura. Esas pueden ser lindas, como la de Marly y yo con Jennifer Aniston.

Pero ésta es diferente, menos divertida y más conmovedora. Está basada en hechos reales (aunque bastante modificados) que sucedieron en Japón a comienzos del siglo pasado. Un profesor universitario que un día encuentra un cachorro akita en la estación del tren, se lo queda y terminan teniendo una relación única basada en la lealtad que va más allá de la muerte.

En esa misma estación, en el pueblo de Shibuya, hoy existe una estatua en honor al perro y su cuerpo lo sacaron de la tumba en la que estaba, al lado de su amo, para disecarlo y ponerlo en el Museo Nacional de Ciencia de Japón, en Tokio.

Es perfecta para quienes piensan que los animales son verdaderos compañeros de la humanidad. De hecho quiero un perro así, igualito. Y envejecer con un esposo como Richard Gere, de paso.

Departures (2008) – la japonesa

Además de esas dos, ayer vi Departures, un muy buen filme japonés que cuenta la historia de un chelista que renuncia por inseguridad a la música, se devuelve a su pueblo natal y consigue un trabajo haciendo ceremonias mortuorias tradicionales, arregla los cuerpos y los deja listos en el ataúd para ser cremados. Tiene una buena dosis de reflexión sobre la vida, la muerte, el amor y la familia; un humor simpático y una música excelente.

Fue ganadora del Oscar en 2008 a Mejor película extranjera, la recomiendo para los que disfrutan las películas con marca cultural de oriente.

Las que quiero ver

En una selección un poco menos pashminesca y familiar, les comparto los trailers de dos películas se estrenaron en noviembre pero todavía no he visto y se ven buenísimas.

Biutiful, con Javier Bardem en la delantera, es lo nuevo del director Alejandro González Iñárritu. Luego de ver Babel, 11’09″01 y 21 gramos (confieso que no he visto Amores perros) no sería raro que ésta nueva creación de Iñárritu me gustara. Pero las críticas han sido fuertes, entonces tendré que verla para comprobar si se nota mucho la falta del guionista Guillermo Arriaga, la otra parte del dúo dinámico en las películas de Iñárritu.

Por lo que he leído se trata de un hombre bipolar involucrado en el comercio en Barcelona de mercancía hecha por inmigrantes explotados (una situación oscura como la de Bansky en su corto para Los Simpson). Aparte puede escuchar a los muertos, tiene una relación tenaz con su esposa e intenta, a pesar de su situación dramática, sacar adelante a sus hijos.

Parece que despertó cierta polémica porque muestra un “lado oscuro” de Barcelona que supuestamente no existe. Qué raro eso.

127 Horas tiene un argumento más fácil de explicar: es la historia de los 5 días que duró un muchacho escalador con el antebrazo atrapado bajo una gran piedra en un sitio en la mitad de la nada (Utah). Al final llega a la conclusión de que nadie va a llegar para rescatarlo y entonces decide cortarse el brazo con una navaja para sobrevivir.

Si eso no es drama entonces por favor que Cleóbulo venga y me cuente su definición.

Desde que lo vi en Tristan e Isolda James Franco es uno de mis amores platónicos. Tal vez por eso no me molesta verlo durante hora y media como personaje central de una película. Pero además es la nueva película de Danny Boyle después de Slumdog Millionaire, que arrasó en los Oscar del año pasado, lo que le da un aura de altas expectativas difícil de ignorar.

Otros dramas que quiero ver son Madre e hija, bajo la dirección de Rodrigo García (hijo de García Márquez), y La elegancia del erizo, basada en un libro que se vendió muy bien en la Feria del Libro de Bogotá este año.

Anuncios
Estándar

One thought on “Tanda 3: los dramas

  1. Right here is the perfect webpage for anyone who would like to find out about this topic.
    You know so much its almost hard to argue with you (not that I actually
    would want to…HaHa). You certainly put a brand new spin on a subject which has been discussed for ages.
    Wonderful stuff, just great!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s