Pashminadas

Mi flor favorita

Recuerdo la primera vez que vi una flor de passiflora. No tenía una cámara conmigo pero la recuerdo como si le hubiera tomado una foto.

Fue en un sitio llamado Chámeza, cerca a Nobsa en Boyacá, en un campo de higueras.

Estaba con mi papá y mi hermana recogiendo brevas en época de cosecha para hacerlas en dulce, una preparación que a él le encanta hacer.

Entre todos los brevos resaltaba un palo de maracuyá (especie de passiflora que incluso es de clima diferente), del que colgaba boca abajo la flor más llamativa que hasta entonces había visto.

Mucho más que las orquídeas y las heliconias que conocía gracias a mis padres amantes de la botánica, esta flor atraía como un imán con sus colores y las formas extrañas de sus pétalos y pistilos.

Quedé como hipnotizada, hasta hoy no he visto nada tan bello, intimidante y opulente como aquella flor de maracuyá.

Que esa hermosura fuera el origen de mi fruta favorita sólo hacía que se me grabara más su imagen. Lo cual agradezco, pues es de esos espectáculos visuales que ninguna foto puede recrear.

Anuncios
Estándar

One thought on “Mi flor favorita

  1. Pingback: Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s