Personal

Intercambio en la USP

Este año estoy haciendo un intercambio en la Universidade de Sao Paulo, en Brasil. Mi objetivo es terminar las materias que me faltan antes de pasar a práctica (internship, que llaman) y graduarme. En este post me dedicaré a explicar por qué escogí venirme a São Paulo para terminar carrera, qué tiene de bueno esta universidad y cuál fue el proceso para poder aplicar y ser aceptada en este intercambio.

Disclaimer: Toda la información de este post es amigable sobre todo con los estudiantes de mi universidad (Externado de Colombia), pero he tratado de que no quede demasiado excluyente para usuarios que no tienen nada que ver con la universidad, ni con Colombia.

Mi historia de intercambio.

Estudio Comunicación Social – Periodismo en la Universidad Externado de Colombia. En mi facultad los estudiantes tienen que escoger entre dos posibilidades de énfasis cuando entran a séptimo semestre: Gestión Organizacional o Periodismo. Yo apliqué al intercambio para tener una tercera opción que se centrara más en lo que realmente me gusta: Comunicación Digital.

Lo que quiero con el intercambio es personalizar mi inversión en educación superior para obtener conocimiento específico en el área que más me interesa y en la cual ya he tenido la oportunidad de trabajar. Si hay algo que he aprendido durante mi largo y tragicómico tiempo en la universidad es que hay que tratarla como una inversión, no como un gasto. Si estoy pagando tanto dinero por hacer parte de una institución privada con conexiones internacionales, lo menos que puedo hacer es aprovecharlas para que me sean útiles ¿no?

La verde alma máter. Si hay algo que amo del Externado son sus lindos jardines.

El Externado administra la mayoría de los convenios internacionales para intercambio de la universidad a través de la Facultad de FIGRI (Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales). Hay otros convenios que fueron firmados por la facultad de Hotelería y Turismo que también están abiertos a estudiantes de otras facultades. Los convenios cambian cada año, aparecen unos muy buenos (como el más reciente de Turquía) o se cierran otros y cada uno tiene condiciones diferentes.

En febrero del 2012 yo estaba cursando sexto semestre y estaba buscando con calma entre las opciones de intercambio para hacer mi último año de carrera. Mi búsqueda tenía un criterio de selección claro: la universidad/facultad en cuestión debería tener materias y contenido interesante relacionado con comunicación digital y debía aportarme una experiencia cultural interesante sin costarme un riñón (a mí o a mis papás).

En marzo surgió una muy buena oferta de trabajo que se extendió hasta que terminé clases en junio. La experiencia de trabajar presencialmente y estudiar al mismo tiempo me resultó agotadora, así que aplacé el segundo semestre tranquila porque iba a poder presentarme al intercambio incluso sin estar matriculada en la universidad (tuve que separar mi cupo pagando el 20% de la matrícula, dinero que me reembolsaron en el pago de la siguiente matrícula).

Lluvia en Bogotá, desde el Externado.

La Universidad de São Paulo era el ítem más atractivo en mi lista de posibilidades. No sólo me brindaba la oportunidad de perfeccionar un tercer idioma, conocer una ciudad increíble para mis gustos personales y acceder un país que tiene un gran nivel de producción mediática y consumo de medios digitales, si no que además podría estudiar en la mejor universidad de la región, una de las mejores del mundo.

Así que el 10 de agosto presenté examen de portugués, el 15 de agosto llevé los papeles exigidos y luego de eso esperé. En los formularios puse de segunda opción a la FAAP (Fundação Armando Álvares Penteado), otra universidad en São Paulo privada y muy diferente a la USP, de tercera a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de cuarta a la Universidad de Buenos Aires.

Mi duda con São Paulo era el presupuesto, si podría mantenerme allí como lo hacía en Bogotá. Para asegurarme de que no era una locura y confirmar o desmentir lo que había escuchado sobre los precios por las nubes de la vida paulistana, me fui de viaje un mes el 22 de agosto para conocer la ciudad y la universidad. Escribí un poco sobre mi experiencia los primeros días.

Al final me enamoré de la ciudad, volví convencida de que quería estudiar en la USP y esperé a que llegara el resultado de mi aplicación. Me aceptaron y aquí estoy, feliz de haber elegido terminar mi carrera como externadista en una gran universidad que, para para suerte nuestra, recibe a miles de estudiantes extranjeros para estudiar.

Mi carnet de la USP

La Universidad de São Paulo (USP)

Lo primero que uno nota sobre la Universidad de São Paulo es su tamaño. El campus principal, que se llama Armando de Salles Oliveira, ocupa un área de 7,443,770 m². Para que se hagan una idea: el campus de la Universidad Nacional de Colombia tiene un área de 1.213.500 m². Es decir que el campus principal de la USP tiene 6 veces el tamaño de la Universidad Nacional. Y ése es sólo 1 de los 11 campus universitarios que tiene, que se encuentran en otros lugares de la ciudad y otras 6 ciudades del estado.

Pero dejando a un lado el tamaño, es la institución educativa más prestigiosa de Brasil y varios rankings la ponen entre las mejores 15 universidades del mundo. Nada mal, ¿no?

Dentro de la nueva Alma Máter.

También es conocida porque es muy difícil ser admitido, el examen vestibular para alumnos de pregrado (es como un ICFES específico para la universidad) tiene fama de ser casi imposible. Es por eso que los estudiantes de la USP difícilmente pasan desapercibidos, tienen excelente acogida en el mundo laboral y logran también tener más acceso al mundo de los postgrados en otras grandes universidades del mundo.

Yo, como estudiante de intercambio, no tendré derecho a un título en la USP y no disfrutaré de las ventajas que ello supondría. Pero sí tendré acceso a la universidad con todos sus servicios, podré hacer contactos académicos con profesores y otros estudiantes y ver el contenido curricular que busco en una universidad de un nivel indiscutiblemente alto. No me importa no tener el título si puedo tener la experiencia. En mi opinión eso es acceder al 90% del beneficio.

El convenio externadista con la USP

La Universidad Externado de Colombia firmó un convenio de tipo “General”. Eso quiere decir que los estudiantes de todas las facultades de la universidad pueden presentarse a intercambio en la USP y ver materias de varias facultades al mismo tiempo. Yo, por ejemplo, veré materias en la Escuela de Comunicaciones y Artes (ECA) y también en la Facultad de Filosofia, Letras y Ciencias Humanas (FFLCH).

Um dos prédios da ECA.

Las materias en las que yo estaba interesada tuvieron que ser previamente aprobadas por la facultad en el Externado y luego aprobadas por la USP antes de admitirme como estudiante de intercambio.

Como la mayoría de los intercambios académicos que ofrece el Externado, éste puede ir desde 6 meses hasta 1 año. Estos son los requisitos usuales de la convocatoria de intercambios, que aplican para todos:

  1. Tener mínimo 3.8 como promedio acumulado.
  2. No haber presentado fallas disciplinarias a lo largo de la carrera
  3. No tener materias ni créditos atrasados (En dado caso eso debe aclararse)
  4. Cumplir con los requerimientos de idioma exigidos por cada universidad extranjera
  5. Estar cursando, mínimo, sexto semestre.

Luego también tendrán que sustentar sus objetivos y argumentos por los que quieren estudiar en la USP, además de tener una carta de recomendación de un profesor escrita en inglés o portugués.

(Click aquí para más información sobre la convocatoria)

Para este intercambio (también para el de la FAAP) no hay examen de inglés ni piden un certificado de TOELF o IELTS, pero sí es necesario demostrar proficiencia en portugués. Es necesario tener un nivel medio (nivel II del Externado) de portugués. Yo estudié el nivel I en la universidad y seis meses después hice un curso intensivo de un mes en el IBRACO -en nivel II- al que iba todos los días de la semana.

Lápiz que me regaló mi profesora en el IBRACO, una querida bahiana llamada Beth.

Lo del mes intensivo fue necesario porque, lo confieso, me falta la disciplina para estudiar idiomas por mi cuenta. Lo único que hice para mi refuerzo autodidacta fue ver muchas películas en portugués con subtítulos en portugués. Las pausaba (infinidad de veces) cada vez que aparecía una palabra o expresión desconocida. Luego escribía eso en un vocabulario que repasé pocas veces pero que sólo por el hecho de escribirlo se me quedaba grabado un poco más. Hasta ahora es lo mejor que conozco para acelerar el aprendizaje del portugués: ver películas. O escuchar música e ir leyendo la letra, que supongo tendría más o menos el mismo efecto.

Luego de terminar el curso presenté el examen, que es en la universidad con la profesora de portugués y es exclusivamente escrito, y lo pasé con buena nota. Luego de eso viajé y pude soltar la lengua para hablar, pero no diría que eso es absolutamente necesario.

Comunicación en la USP

La Escuela de Comunicaciones y Artes (ECA) es una de las facultades más importantes de la USP, fundada en 1966. Tiene muchas carreras de pregrado diferentes, muchas de ellas ofrecidas en horario diurno y nocturno (aquí es muy común que la gente estudie de noche para utilizar el día para hacer deporte profesionalmente o trabajar).

Por esa cantidad de carreras diferentes (sin contar las otras facultades que tienen carreras de humanidades), la oferta de materias es bastante amplia. Aunque no todos los semestres están disponibles todas las materias para ser cursadas, al final se puede tener una buena selección de opciones variadas para ver durante el intercambio. Pero, de nuevo, cualquier materia elegida debe ser revisada y aprobada por la facultad del Externado primero.

Maqueta de la ECA, una de las facultades o escuelas de la USP.

Aquí hay un video interesante (en portugués) hecho para los 40 años de la ECA, celebrados en 2006:

Sao Paulo para estudiantes

Es una ciudad llena de museos increíbles, galerías de arte independiente, graffiti en las calles, salas de cine, teatros y parques con actividades al aire libre. Esta ciudad ama a los estudiantes, les da todas las posibilidades para que participen activamente de las miles de actividades culturales que se organizan por las entidades públicas y privadas. Aquí quien tiene carnet de estudiante paga media entrada para casi todos los espectáculos y eventos culturales o de entretenimiento y puede pagar la mitad en el transporte público urbano.

Combinando éso con la experiencia académica en una universidad que también tiene una oferta cultural inmensa y actividades extracurriculares para todos los gustos, este intercambio es el mejor de todos para mí.

Si como a mí les gusta el arte independiente y urbano, la música y los conciertos, el teatro y las artes escénicas, la naturaleza (hay zonas de esta ciudad llenas de árboles en las calles que por esta época veraniega llenan el sueño de flores rosadas y moradas, como en un sueño), ésta es una ciudad para pasar las mejores vacaciones no-playeras de sus vidas o el mejor semestre de intercambio.

A room with a view of São Paulo.

En un video de la Facultad de Comunicación subido a YouTube podrán ver mi testimonio y el de otros estudiantes de intercambio de la facultad en otros lugares del mundo. Para verlo, click aquí.

Anuncios
Estándar
Personal, Planes

Turismo en Bogotá

“Conocer la ciudad como los locales” es una frase en la que no creo mucho ya que el 80% de los bogotanos que conozco no han visto ni una cuarta parte de lo que ofrece su ciudad. Es una triste realidad pero también una regla a la que le he encontrado varias excepciones.

Bogotá es mi segunda ciudad natal. Nací y crecí en Sogamoso pero pasé todas las vacaciones de mi infancia viajando a la sabana capitalina, así que cuando terminé el colegio y me fui a vivir a Bogotá para hacer la universidad el cambio me pareció lo más natural del mundo. Aprendí muy rápido a utilizar el transporte urbano y en menos de tres meses conseguí un trabajo en la universidad que me exigía hacer visitas a colegios en toda la ciudad.

Podría decir que desde entonces he visto mucho de Bogotá, pero también siento que para llevar 5 años viviendo aquí aún conozco muy poco. Como se me acaba el tiempo para hacerlo, porque dentro de poco me voy a vivir a São Paulo, me dediqué a buscar la forma de conocer un poco más antes de irme.

De la inquietud surgió mi búsqueda de lugares por conocer y en respuesta apareció este maravilloso mapa de turismo en Bogotá hecho por mi querido Miguel:

Si abren el mapa en Google Maps verán que la lista de lugares no incluye necesariamente los más típicos. Supongo que resulta útil para personas como yo que conocemos los puntos básicos de turismo en Bogotá, pero que no se conforman con eso.

El querido Miguel “Juglar del Zipa” Olaya -cartógrafo turístico, historiador, juicioso cocinero y tierno oso con cara de malgeniado- es un buen conocedor de la ciudad en que nació (también del país, pero ése es otro cuento). Es una de las maravillosas excepciones que existen a la regla del bogotano que ignora a su ciudad. Le agradezco mucho que me haya compartido su lista georeferenciada y que me haya acompañado a tachar algunos ítems antes de irme de Bogotá.

Nos fuimos de paseo el 5 de enero y pude conocer dos de las Plazas Fundacionales de Bogotá, puntos que en algún momento fueron centro de los municipios aledaños a la capital y que hoy hacen parte de ella. Conocí Fontibón, Engativá, el Parque La Florida (que, salvo la ubicación, no tiene nada que envidiarle al Simón Bolívar) y el humedal Juan Amarillo.

Fue una caminata para la que no iba preparada (en Converse y sin bloqueador para el sol altiplanense) pero que me dejó completamente satisfecha. Aquí está el mapa del nada despreciable recorrido en esa ocasión (enlace a pedometer haciendo click en la imagen):

Recorrido Fontibon - Engativá 5 de enero

El 7 de enero, después de mi recuperación muscular y dérmica tras esa instructiva jornada, salimos de paseo de nuevo. Esta vez para conocer la mejor vista de Bogotá: el Cerro de Guadalupe.

La mayoría de personas van a Monserrate cuando buscan asombrarse y ver en miniatura los edificios de la capital colombiana. Nosotros, gracias a este guía conocedor, nos fuimos a hacer una comparación entre ambos puntos para comprobar que Guadalupe se lleva con creces el premio a la mejor vista.

Lo malo es que la policía nos sacó del lugar muy temprano (5 pm porque la zona se pone un poco peligrosa en la noche, o eso dijeron) y tuvimos que ver el atardecer -que estuvo espectacular- desde Monserrate.

Desde Guadalupe la vista es mucho más amplia, también se ve Monserrate un poco más abajo (Guadalupe es más alto) y cuando hay suerte se pueden ver los nevados del Ruiz y del Huila, lo que hace del paisaje la mejor de las postales.

Gracias a Juan Sebastián que hizo el debido registro fotográfico de ambas vistas. La primera es una foto desde Guadalupe a eso de las 4 pm, la segunda es desde Monserrate a las 6 y pico.

Bogotá desde el Cerro de Guadalupe - 4 pm

Bogotá desde el Cerro de Monserrate - 6 pm

Gracias a Miguel por enseñarme un poco más de Bogotá antes de irme. Prometo que cuando vuelva terminaré de tachar toda la lista.

Miguel explicándome Bogotá desde Guadalupe.

Estándar
Buenas Causas

Cómo usar el SITP y la tarjeta Tu Llave en Bogotá

Todo lo que necesitas saber sobre el nuevo Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) que ahora opera en Bogotá, para usarlo y comenzar a aprovechar sus ventajas, está en este post. O al menos esa es la idea. Es un post largo*, con muchos datos que quizá no habías leído en otro lado y también con las indicaciones prácticas que encontrarás por pedazos en otros sitios web. Todo está aquí, en el mismo lugar. (Actualizado al 5 de mayo, 2013.)

Es un post personal, así que además de tener información útil también está empapado de mi propia opinión, experiencia e ignorancia sobre el tema. El objetivo es contar -como usuaria frecuente del servicio de transporte Urbano del SITP– lo que conozco y lo que he averiguado sobre este servicio para que más personas comiencen a usarlo y no sufran tanto la falta de información.

Si después de leerlo aún les quedan preguntas escríbanlas en los comentarios al final, luego actualizaré la información y además les enviaré una respuesta directa. También agradezco que me avisen con un comentario o un tweet si hay un enlace roto o que envíe a alguna información errada, para también actualizarlo.

Son libres de compartir la información de este post en sus propios sitios web o redes sociales. Aquí hay una URL fuente: http://bit.ly/guia-SITP o a la autora (@dajallo).


*A continuación presento un índice del post. Si das clic a los títulos el vínculo te llevará a la parte exacta del post. Para que puedan ir al grano y encontrar la información que están buscando, en caso de que no quieran leerlo todo:

1. Mi historia con el SITP (Cómo comencé a usar los buses urbanos del SITP y por qué decidí escribir esta guia)

2. SITP y Servicio Urbano (Qué es el SITP y de qué se trata el Servicio Urbano, uno de los 5 servicios contemplados en el nuevo sistema y tema principal de este post)

2.1. Conductores y vehículos (de dónde salieron los conductores y qué vehículos están operando el Servicio Urbano)

2.2. Rutas, letreros y paraderos (los principales cambios en el nuevo SITP para el Servicio Urbano)

3. La tarjeta Tu Llave (el instrumento clave para utilizar todos los servicios del SITP, comenzando por el actual Servicio Urbano y la Fase III de Transmilenio)

3.1. Los 3 tipos de tarjetas Tu Llave (Hay tres tipos de tarjetas y son bien diferentes todos)

3.2. ¿Cómo obtener la tarjeta Tu Llave? (Yo diría que este es el punto más útil y clave de este post)

3.3. ¿Cómo recargar la tarjeta Tu Llave? (No menos importante que el punto anterior)

4. Tarifas, horario y trasbordos (Las diferencias de precio del pasaje según si es hora pico o valle, si se tomó un bus hace poco tiempo y trasbordos bus-bus y bus-transmilenio)

Actualizado 5/05/2013: Gracias a todos por sus comentarios y por compartir el post en redes sociales. Sigo llenándolo de información útil con datos y dudas aportados por lectores y usuarios del sistema. Al parecer han pasado casi 6 meses desde que escribí el post pero la información aún sigue vigente en utilidad. En caso de que encuentren algún error o dato que ya no aplique para el uso del sistema apreciaría mucho que lo incluyeran en un comentario para poder modificar la información y que el post siga siendo útil para los futuros (o recurrentes) visitantes.

1. Mi historia con el SITP

El 8 de septiembre de 2012 salí a la calle para tomar el bus que, por ese entonces, me llevaba a mi oficina en el barrio Palermo en Bogotá. Desde donde vivo es la única ruta que pasa por ese barrio así que después de esperar 30 minutos y ver que no pasaba tuve que tomar dos buses para llegar a mi destino. Transcurrieron tres días más de tomar doble bus a la oficina sin saber qué había pasado con mi bus de siempre.

Hasta que en el cuarto día vi que un bus nuevo (como el de la foto) pasaba con el mismo código/número de esa única ruta a Palermo. Ese día de regreso a casa me subí al bus nuevo contenta de haber descubierto el cambio y traté de pagarle con dinero en efectivo al conductor, como se hace normalmente. Pero me respondió: “Sólo recibimos tarjeta“. ¿Qué tarjeta era esa? Yo no sabía, así que alguien muy amablemente me pagó el pasaje con la suya para que pudiera entrar.

Bus del SITP

La persona que me pagó el pasaje me dijo que la había comprado en una estación de Transmilenio. Como no fue muy específico, creí que la venta de esas tarjetas funcionaba en cualquier estación. Pero luego, cuando fui a una estación de la troncal Caracas, una funcionaria de Transmilenio me vendió una tarjeta de Cliente Frecuente (la de Transmilenio roja) asegurando que servía para los nuevos buses. Por supuesto no sirvió y de nuevo me encontré tratando de entrar al bus con el medio incorrecto de pago en la mano.

Pasé más de una semana haciendo trasbordos para ir y volver del trabajo mientras me enteraba realmente y con datos confiables sobre cómo funcionan el SITP y la tarjeta, pues la falta de información sobre éstos es absurda incluso en internet.

Pero luego de eso, ahora que tengo y uso la tarjeta todos los días y que hablé con varios conductores del SITP, tengo que decir que es un sistema que me ha gustado mucho, me parece un sistema de transporte más ordenado para la ciudad.

Como ciudadana creo en las ventajas del transporte público y lo prefiero mil veces al carro. Es por eso que me da mucha tristeza ver cómo se está desperdiciando el nuevo servicio urbano del SITP (ya sea porque las personas se resisten a usarlo o porque no lo conocen) y que sus buses pasen vacíos el 80% del tiempo que ruedan por las calles de Bogotá, gastando combustible y ocupando espacio en las calles sin ningún sentido.

La falla más notable es que aún no está integrado a los demás servicios de transporte público, así que los usuarios andan con dos tarjetas diferentes y dinero en efectivo para poder moverse por la ciudad. Eso es algo de desanima y hasta enfurece a muchos, pero al final -como me sucedió a mí- tendrán que sacar la tarjeta cuando su ruta de bus de toda la vida se cambie un día cualquiera y sin previo aviso al nuevo sistema. Será un asunto de necesidad.

Para esas personas, que ya están buscando o necesitando la tarjeta para subirse a los buses, no hay información completa en ningún sitio. Algo como este post es lo que yo necesitaba encontrar cuando comencé a buscar cómo podía volver a tomar el bus de siempre a la oficina. Es lo que yo quiero que la gente encuentre para poder sacar la tarjeta y usar los nuevos buses antes de que, como yo, pierdan tiempo y dinero.

Volver al índice.

2. SITP y Servicio Urbano

El SITP es el nuevo Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá que hace unos pocos meses comenzó su proceso de implementación y cuyo objetivo es unificar la operación, tecnología y tarifa del transporte público con una cobertura total en la prestación del servicio.

Hay varios tipos de servicios contemplados en el nuevo SITP: Troncales (buses de Transmilenio), Complementarios, Especiales, Alimentadores y Urbanos. Ese último servicio, que son las rutas de transporte público urbano que ahora pasarán a ser operadas por el SITP (los nuevos buses azules), es el tema principal de esta guia.

Para más información básica sobre qué es el SITP, recomiendo esta entrada de Bogotá Humana y la página web oficial del SITP (de todas las páginas oficiales sobre el sistema es la más decente).

Aquí hay un video “para Dummies” sobre el SITP:


2.1. Conductores y vehículos

Varias veces mientras me encontraba sola en la ruta nueva del SITP hacia el trabajo o hacia mi casa me sentí como en un taxi gigante.  Así que aproveché para charlar con los conductores -como se hace con los taxistas- y preguntarles sobre este nuevo sistema de transporte para la ciudad y los cambios que trae para ellos y para nosotros.

Ruta C13 del SITP

En Bogotá existen 13 operadoras de transporte público para los buses urbanos. De esas empresas operadoras salieron los buses que actualmente operan en el nuevo SITP, vehículos relativamente nuevos con máximo 10 años de fabricación (del 2001 en adelante) y que fueron modificados y adaptados para operar con las nuevas tarjetas del sistema. Aunque al parecer compraron algunos buses nuevos, la mayoría serán buses antiguos de las operadoras que serán adaptados.

Hay cuatro tipos de vehículos que operarán en el Servicio Urbano (fuente), diferentes según el número de pasajeros que pueden transportar:

Vehículos para el Servicio Urbano

Los conductores del SITP también salieron de esas empresas operadoras de transporte urbano tradicionales. Son convocados a través de esas operadoras a presentar sus hojas de vida si les interesa trabajar para el SITP. Luego del proceso de selección son entrenados en una capacitación que, además de tener los aspectos de conducción y operación necesarios, se centra mucho en transformar la visión de estos conductores sobre su responsabilidad con los pasajeros, con los demás ciudadanos y con la ciudad en general. Según me contaba uno de ellos, eso incluye largos talleres de orientación psicológica para manejar situaciones de estrés por el tráfico y violencia verbal o incluso física a las que se pueden enfrentar por la poca tolerancia de otros conductores y de los pasajeros.

Los conductores de las operadoras de transporte público tradicionales pueden ganar hasta un poco más de 2 millones mensuales, trabajando de 4 am a 11 pm todos los días y a veces incluso los fines de semana, para ganar más. En el SITP a los conductores se les paga un salario de un millón de pesos (según un conductor que me contó), tienen derecho a todas las prestaciones legales y cumplen con 8 horas diarias de trabajo que incluyen intervalos de descanso cortos. Muchas veces, cuando comienzan la jornada muy temprano o terminan muy tarde, les queda medio día libre para estar con sus familias o para trabajar en alguna otra cosa.

Por esa ganancia menor es que muchos conductores de transporte público no han querido entrar a trabajar en el nuevo sistema. Pero en mi opinión, viendo comparativamente y sin conocer mucho más sobre las diferencias entre ambas formas de trabajar, estos conductores del SITP andan menos estresados, tienen tiempo para descansar y por tanto tienden menos a actuar o reaccionar de forma violenta o desesperada, como es el caso de muchos conductores en Bogotá.

Volver al índice.

 

2.2. Rutas, letreros y paraderos

Los buses de este nuevo sistema de transporte comenzaron a operar el 29 de septiembre de 2012, con dos rutas. La base de datos actual sobre las rutas que ya funcionan en este nuevo sistema es casi nula ha mejorado mucho desde la primera vez que escribí este post . En el sitio web oficial del SITP hay una lista en la que se pueden ver las rutas que ya operan (no es la mejor organización de la información, porque no puedo enlazar a la lista de rutas pero está en el botón “Urbano” de la barra de navegación). También hay un mapa oficial para armar recorridos donde supuestamente se pueden buscar las rutas y los paraderos si se da un punto de salida y uno de llegada. Pero hasta ahora no me ha funcionado (cuéntenme si han logrado utilizarlo, la última vez que intenté fue el 16 de marzo de 2013). En realidad el sitio web oficial del SITP me sigue pareciendo una cosa horrorosa en términos de información y usabilidad.

En este otro sitio web no-oficial hay una lista en actualización de las rutas servicio Urbano que ya operan en el SITP, cada una con su correspondiente video en YouTube que explica (más o menos) las vias por las que pasa. También tienen información sobre los servicios Complementarios que ya operan en el sistema, además de los Urbanos. Es de lo mejor que hay por ahí sobre las rutas existentes en el sistema.

Si alguien tiene una fuente más confiable e igual de actualizada sobre las rutas de servicio urbano del SITP, que por favor la comparta para incluírla aquí. Sería muy útil para todos los usuarios.

Aquí hay un video interesante sobre cómo funcionan los Servicios Complementarios. Parecen ser una especie de buses alimentadores que tienen rutas desde y hacia entradas peatonales a estaciones de Transmilenio, pero no son gratuitos:

Otro detalle de la migración al SITP es que los letreros de las rutas ahora son muy diferentes. No sólo redujeron y cambiaron las referencias de centros comerciales, supermercados y edificios que las hacían infaliblemente identificables, si no que además la fuente y letra en la que están escritas esas referencias en el nuevo letrero serán inteligibles para muchos  si son vistas desde cierta distancia.

Pero las rutas siguen siendo exactamente iguales, haciendo el mismo recorrido que antes*. Así que por ahora el primer consejo para usar el sistema es memorizar los códigos de las rutas. Y deberían comenzar cuanto antes, si aún no se han visto obligados a usarlo como yo, a memorizar los códigos de las rutas que toman siempre para el trabajo, la universidad, la casa, etc. Así, cuando éstas pasen al lado oscuro de los letreros extraños les será más fácil identificar su ruta de siempre.

*Actualización el 15/02/2013: Lamentablemente, por aclaración de un amable usuario que dejó comentario en este post, me entero de que hay rutas que pasaron al SITP con el mismo número pero cambiaron de ruta. Al menos es el caso de la 128 que ahora es 128A en el SITP y tiene una ruta diferente. Quizá pongan una ruta 128 en el SITP y sea la misma que fue la 128 antes. Pero por ahora la de antes no existe más y la nueva es la 128A que es una diferente. Si conocen de algún otro caso o tienen información sobre cómo funciona entonces la migración de rutas, ¿podrían aportar esos datos para completar esta sección del post? Gracias.

Letrero del SITP

Los letreros de los buses del SITP, via Diario ADN

El segundo detalle son los paraderos. Los buses urbanos del SITP sólo se detienen en los paraderos establecidos. Por favor no insista. Y no todos los buses que pasan sobre la misma calle paran en todos los paraderos de esa calle. Por eso hay que fijarse (como se ve en la imagen) en las rutas que paran en cada paradero. Pueden haber dos paraderos muy cerca o casi seguidos, cada uno con rutas diferentes. A la larga creo que esto va a ser un poco caótico, pero es como está funcionando por estos días. Por lo general (no siempre) los paraderos tienen además una línea amarilla en el andén que los identifica por si un dia se roban la señalización o algo así, me imagino yo.

En el mapa que mencioné anteriormente (que viene desde el sitio web oficial de la Tarjeta Tu Llave) donde “se pueden” planear los viajes también aparecen los paraderos. En el mejor de los casos lo que se puede hacer virtualmente es sufrir un poco hasta lograr hacer zoom en la zona donde necesitamos ubicar los paraderos, anotarlos y luego salir a la calle a comprobar que existen y qué rutas paran allí. Aquí hay otro  mapa donde aparecen paraderos de color azul que se refieren a los servicios Urbanos. Pero no aparecen las rutas que paran en cada uno de ellos, sólo su ubicación.

Sticker en el interior del bus urbano del SITP. Foto de Juan Manuel Urbina en Instagram.

Por lo demás, si no quieren lidiar con los mapas, lo mejor es recorrer las calles para identificar los paraderos o preguntar a las personas del SITP, vestidas con chaqueta azul y que muy de vez en cuando aparecen llenos de folletos informativos sobre las rutas nuevas de ciertas zonas muy específicas y por tanto inútiles si se requiere información sobre el funcionamiento del SITP y la tarjeta en toda la ciudad. Puede que ellos informen sobre paraderos en la zona en la que trabajan, sería el colmo si no.

Ahora, aquí hay algunas versiones web de esos impresos que entregan en las calles con información sobre el SITP: Guia del usuario Pilo y Volantes informativos del SITP (todos en la misma página y sin organización alguna, pero ahí están).

Volver al índice.

3. La tarjeta Tu Llave

Para ingresar a los buses del nuevo SITP es necesaria una tarjeta especial. Esa tarjeta se llama Tu Llave y funciona exclusivamente en la etapa III de Transmilenio y el SITP. Es decir que sirve para entrar sólo a las estaciones de Transmilenio de las troncales de la Décima y la 26 (por ahora, mientras otras estaciones van mudando al mismo sistema) y también para todos los buses urbanos del SITP (como el azul de más arriba).

A medida que aparezcan y migren todos los servicios de transporte al nuevo SITP, se irán modificando los sistemas de recaudo para tener el validador electrónico que sólo funciona con la tarjeta Tu Llave. Al parecer hay un plazo de 18 meses a partir de junio de 2012 para que todos los servicios de transporte en la ciudad funcionen con este sistema.

En los buses urbanos del SITP los conductores no aceptan dinero ni ninguna otra tarjeta y tampoco se pueden hacer recargas. En las estaciones de Transmilenio de las troncales de la fase III tampoco se aceptan las tarjetas tradicionales de Transmilenio (Capital-azul o Cliente Frecuente-roja), sólo la nueva tarjeta Tu Llave.

Volver al índice.

3.1. Los 3 tipos de tarjetas Tu Llave 

Básica: Es una tarjeta que no tiene tus datos personales y funciona como las tarjetas provisionales de Transmilenio de color azul: se puede comprar en las estaciones de Transmilenio de la troncal de la Décima o de la 26 (no las venden en ninguna otra estación o lugar) y una vez se acaba el saldo la tarjeta no regresa al sistema, como pasa con las otras tarjetas de Transmilenio.

Esta tarjeta tiene ahora un precio de 3.000 pesos cobrados en taquilla que no incluye el valor de la carga que quieras comprar. Al parecer con eso incentivan el acceso de las personas directamente a la tarjeta Plus. Así que mi consejo es: no saques esta tarjeta, saca de una vez la tarjeta Plus. Más adelante explicaré un poco sobre las formas en que se puede obtener por primera vez y recargar a partir de ahí.

Así luce la tarjeta Tu Llave Básica:

Frente de la Tarjeta Tu Llave Básica

Plus: Es la tarjeta personalizada del SITP. Está registrada con los datos personales del usuario, entonces es de uso “personal e intransferible”. Se diferencia de la tarjeta básica porque con ella (también con la Plus Especial) funcionan los descuentos por los trasbordos dentro del SITP (entre buses del SITP o entre bus y transmilenio en la Fase III) y el servicio de pasaje a crédito*: cuando te quedes sin saldo el sistema te presta lo de un pasaje (no aplica para entrar a estaciones o portales de Transmilenio, sólo para el servicio Urbano) y luego te lo descuenta en la siguiente recarga que hagas. La tarjeta nunca retornará al sistema, será tuya hasta el apocalipsis o hasta que se te pierda.

*En el sitio del SITP dice que el viaje a crédito es “solamente para un viaje al día en bus zonal“. Quizá eso signifique que no puedes endeudarte dos veces en el mismo día, aunque en el medio pagues la deuda.

Además de eso la personalización de la tarjeta permite recuperar el saldo en caso de pérdida o robo. Sólo hay que reportar la tarjeta para que la den de baja llamando a la línea 018000115510 y luego acercarse a un punto de personalización o venta (las estaciones de Transmilenio Fase III: Troncales de la 26 o Décima) para recuperar el plástico con el saldo que se tenía en el momento en que fue reportada como perdida. OJO: Para reponer la tarjeta Tu Llave personalizada hay que pagar 3.000 pesos al momento de reclamarla, según están informando a través de esa línea de atencion.

Ésta es la tarjeta Tu Llave Plus:

Tarjeta Tu Llave Plus (frente)

Plus Especial: Es como la tarjeta Plus pero está diseñada para grupos poblacionales especiales. Actualmente es exclusiva para usuarios adultos mayores/de la tercera edad (mayores de 62 años). Además de los descuentos o facilidades que tienen las tarjetas Plus al hacer trasbordos y el pasaje a crédito cuando se acaba el saldo, éstas también tienen “tarifas diferenciales”. 

La única imagen que pude encontrar de una tarjeta de este tipo es ésta:

Tarjeta Tu Llave Plus Especial

Éso y este video que es más bien sensiblero en lugar de útil, pero es el tipo de cosas que aparecen en televisión sobre el SITP:

Así lucen las tarjetas Tu Llave por el revés (la parte que debe ponerse sobre el lector electrónico para que la tarjeta sea leída correctamente):

Así se ve un lector de tarjetas Tu Llave dentro de uno de los buses del SITP:

Lector de tarjetas del SITP Urbano

Volver al índice.

3.2. ¿Cómo obtener la tarjeta Tu Llave?

Entiendo que muchos no quieran sacar la tarjeta en protesta por la mediocridad evidente en todo el proceso de cambio e implementación del SITP. Yo también me habría resistido, pero no tuve la opción. Para mí no es cómodo ni barato tener que tomar dos buses para ir a trabajar y luego regresar a mi casa. Es absurdo. Y estoy segura de que no soy la única que tuvo que hacerlo hasta que consiguió la tarjeta.

Según el sitio web de Tu Llave la personalización de los primeras 2,7 millones de tarjetas será gratis. Posteriormente se cobrará por cualquier tarjeta, Básica o Plus.

Puede que pase un tiempo mientras la llegan a necesitar indiscutiblemente pero si quieren salir de eso de una vez, aquí encontrarán qué es lo que tienen que hacer para obtener una tarjeta y comenzar a utilizar el SITP en Bogotá.

Como ya dije, la tarjeta Tu Llave básica se puede comprar en cualquier taquilla de Transmilenio siempre y cuando sea en las estaciones de la Fase III (26 y Décima). Cuesta 3.000 además del valor con el que la quieran cargar.

En cuanto a la Tu Llave Plus (no importa si es Especial), hay 3 formas diferentes de obtenerla:

1. Ir hasta uno de los puntos de Personalización que se pueden encontrar en este mapa. Deben llevar documento de identidad original, allá llenarán un formulario y les entregarán la tarjeta. La ventaja es que estos puntos podrían estar más cerca al lugar donde vives o trabajas. La tarjeta la entregan inmediatamente.

Importante: Si ya tienen una tarjeta Básica pueden volverla Plus o Plus Especial en estos puntos de personalización. Ese proceso sólo se puede hacer en esos puntos y es gratis. Se necesita llevar documento, la tarjeta básica y llenar el mismo formulario.

2. Ir hasta alguno de los puntos pedagógicos que se encuentran en las taquillas de las siguientes estaciones de Transmilenio de la Fase III:

  • Estación Salitre El Greco (Calle 26 con Carrera 66)
  • Estación Gobernación (Calle 26 con Carrera 53)
  • Portal El Dorado (Calle 26)
  • Portal 20 de Julio (Calle 31 Sur con Carrera 5-A)
  • Estación Ciudad Jardín (Carrera 10 con Calle 11 Sur)

Allí también deberán ir con documento de identidad, llenar un formulario y esperar un rato para que les entreguen la tarjeta. Si no viven cerca a la zona de esta fase de Transmilenio es mejor quedarse con la primera opción. La tarjeta también es entregada inmediatamente.

3. Llenar este formulario en línea para solicitud de la tarjeta en donde especificarán a qué población especial pertenecen (Adulto mayor, estudiante, indígena, etc.) la estación de Transmilenio donde reclamarán la tarjeta. La tarjeta solicitada por este medio puede ser reclamada sólo en 3 estaciones: Estación Gobernación, Portal 20 de Julio y Portal El Dorado.

Importante: Además de llenar los datos mínimos del formulario, pueden NO ACEPTAR una de las cláusulas de privacidad referentes a la tarjeta que tiene que ver con su información personal:

Numeral 16 condiciones de uso tu llave plus

Para no aceptar esa cláusula (el numeral 16) deberán abrir el enlace de las condiciones que se abre sobre la misma ventana y marcar esa última opción, lo que significará que ustedes no autorizan el uso de la información personal para cualquier finalidad.

Una vez lleno y enviado el formulario deberán ir a la estación escogida para reclamar su tarjeta, en el momento que lo deseen (si van al dia siguiente y la tarjeta aún no la han marcado y personalizado -lista para reclamar-, lo hacen en una media hora con los datos del formulario enviado que ya estarán en el sistema). Estos puntos de entrega (que son también puntos pedagógicos) funcionan en los mismos horarios que las taquillas del Sistema, así que pueden ir a cualquier hora del día cualquier día de la semana para reclamar su tarjeta.

Volver al índice.

3.3. ¿Cómo recargar la tarjeta Tu Llave?

El SITP planea tener cerca de 4.300 puntos de recaudo/recarga en la ciudad. Es importante tener en cuenta que en estos sitios no venden ni personalizan tarjetas, sólamente son puntos autorizados para comprar saldo. Son establecimientos comerciales con convenio o alianza con la empresa Recaudos Bogotá S.A.S.

Aquí hay un mapa de la red de puntos de recarga para las tarjetas Tu Llave. Para verificar el saldo de la tarjeta basta también con ir a uno de estos puntos y solicitar información sobre cuánto dinero queda en la tarjeta antes de recargar.

En caso de pérdida, como mencioné anteriormente, se puede llamar a la línea exclusiva y gratuita del SITP para reportar la tarjeta y que el saldo que tiene sea congelado para que luego se pueda recuperar.

Aquí hay un video sobre esta línea de servicio, a la que también se puede llamar para hacer denuncias sobre irregularidades en el sistema, como ésta. La línea es  018000115510 (la misma para hacer reporte por pérdida, que por cierto la reposición de la tarjeta cuesta 3.000 pesos).

Para terminar, quizá quieran leer el FAQ en la página de Tu Llave.

Volver al índice.

4. Tarifas y horarios

  • Horarios:

El Servicio Urbano (los buses azules) del SITP opera de lunes a viernes de 4:00 am a 11:00 pm y sábados, domingos y festivos de 5:00 am a 10:00 pm.

El Servicio Troncal (Transmilenio) del SITP opera de lunes a viernes de 5:00 am a 11:00 pm y sábados, domingos y festivos de 6:00 am a 10:00 pm.

Hora Pico: de 5:30 am a 8:29 am y de 4:30 pm a 7:30 pm.

Hora Valle: desde el inicio de operación hasta las 5:29 am y desde las 7:31 pm hasta el cierre.

  • Tarifas: 

Directamente tomada de un comunicado en la página de Transmilenio, aquí está la información sobre tarifas actuales:

La tarifa única para el servicio TransMilenio está fijada en $1.750 pesos para las fases I y II (todas las troncales excepto Décima y 26).

Con la tarjeta Tu Llave en los servicios del nuevo SITP éstas son las tarifas:

  1.  Troncales (Transmilenio Fase III por ahora): Las horas pico $1.700 y las horas valle $1.400. Domingos y festivos todo el día: $1.400.
  2. Zonales: (Servicios urbano-azul, complementario-naranja y especial-Vino tinto): tanto en hora pico como en hora valle la tarifa es de $1.400.
  3. Trasbordos: cuenta con tarifas diferenciales: en hora pico $300 y en hora valle $0.
  4. Adultos mayores: Con tarjeta Tu Llave Plus Especial para adulto mayor de 62 años:
    • Hora Pico: $1.500
    • Hora Valle: $1.400
    • Servicio Zonal: $1.250
    • Trasbordos: se aplican las mismas tarifas para todos los usuarios. Hora Pico $300, Hora Valle $0
  • Trasbordos: 

Los usuarios del SITP pueden hacer trasbordos con tarifas especiales para no pagar doble pasaje. Cuando un usuario del SITP hace dos trayectos en el sistema (siempre y cuando sea pagando con la Tarjeta Tu Llave) en menos de 75 minutos el segundo pasaje le cuesta $300 pesos en hora pico y $0 pesos en hora valle.

Después de transcurridos 75 minutos desde el primer viaje ya no se podrá acceder a la tarifa de trasbordo y se tendrá que pagar un segundo pasaje completo. Estos trasbordos aplican exclusivamente a aquellos servicios que ya tienen el sistema del SITP, es decir que requieren tarjeta Tu Llave. Las tarifas de trasbordos funcionan con todas las tarjetas Tu Llave, incluso las básicas.

Dato importante: Se pueden pagar dos pasajes con la misma tarjeta Tu Llave Plus (la personalizada). Es decir, pagar el propio y el de un acompañante que no tenga la tarjeta. El sistema cobra dos veces el precio completo del pasaje, no cobra el segundo a precio de trasbordo.

Volver al índice.

Gracias por leer esta guía y por compartirla, si te pareció útil. Por favor no dudes en dejar tus preguntas o comentarios al final para poder mejorarla y hacerla más completa.

Estándar
Planes

El comienzo del fin

Este fin de semana clausuré oficialmente el semestre académico en la universidad. Y por un sancocho de sucesos internos y externos, siento que terminé una etapa gigante de mi vida. Este semestre que empieza no estaré aprendiendo en un salón de clases si no más bien en mi trabajo (en el que la semana pasada cumplí dos meses), en las calles de ciudades desconocidas, en mis experimentos personales online, etc.

Como no tengo ningún afán de graduarme, me daré el pequeño lujo de hacer cosas productivas (incluso en lo económico) mientras organizo lo que quiero hacer con la academia en el 2013.

Y pues este cierre simbólico vino acompañado de un paseo muy tranqui por Chapinero junto a Nicole, para aprovechar algunas cosas bonitas de Bogotá que una encuentra gracias a Facebook.

El vintage moderno

Mientras la esperaba cabe resaltar que compré una edición pasada de Shock que me encontré de chiripa en una droguería. Hacía mil años no compraba una revista, pero es que ésta venía con el CD de Esteman, un artista pop bogotano que ama a Pomplamoose como yo y al que había escuchado hace poco en una entrevista con el célebre Alejandro Marín. Es bien curioso, les recomiendo por lo menos revisar de qué va todo su rollo musical así no les guste su música.

Primera parada: Tropical Frenzy

La primera parada de la tarde fue en el Showroom de Little Ramonas, que está presentando esta semana su nueva colección Tropical Frenzy (<– evento en Facebook).

Little Ramonas es una iniciativa genial de reciclaje de ropa vintage en NY, Miami, y Bogotá que lanza colecciones como marca: escoge piezas únicas en mercados de pulgas, compraventas, ventas de garage y otras fuentes de chic treasures alrededor del mundo, las interviene y las presenta en eventos que son como boutiques intinerantes, pop-up stores en la ciudad. Como testimonio destaco que el pantalón que tengo puesto en las fotos es un Marc Jacobs ochentero que conseguí en Little Ramonas por 40 mil pesos.

Hermanastra

Esta vez están estrenando showroom en Bogotá y allí está montada la colección (hasta el 9 de junio), un apartamento gigante con una terraza que luce el mural recién pintado por la ilustradora Lorena Correa. Desde el 9 de junio en adelante pueden visitar la ropa disponible con cita previa.

La cheeterrazah

Como curiosidad adicional Mariana Puerta, la chica “Ramona Bogotá” que es muy querida y nos charló un buen rato, nos contó que Little Ramonas también te puede ayudar a arreglar la ropa que encuentras en el clóset de tu abuela/tía/mamá/papá/abuelo/etc., todas esas piezas geniales que de pronto no son tu talla pero tienen un estilo único. Creo que pronto les pediré que me ayuden con un par de joyitas.

Segunda parada: Taller de té

La segunda parada fue en el Taller de téUn sitio dedicado únicamente a esta bebida (que se ha puesto muy de moda), donde pueden comprarse todo tipo de accesorios y tomar tazas y tazas de deliciosas mezclas de té de todos los tipos y lejanos orígenes. Está un poco encaramado en la parte oriental de Chapinero, camuflado en un garaje que permanece cerrado aunque el sitio esté abierto al público, pero vale mucho la pena subir si les gusta curiosear nuevos lugares (éste abrió el 13 de enero de este año).

El solar

Lo que nos gustó: El sitio es agradable y acogedor, tiene realmente una gran variedad de té, las tazas y la presentación es muy bonita. Además de té puedes conseguir algunas especias (tienen unos tronquitos de canela que da pesar usarlos para cocinar). Compramos mostaza amarilla en unos frasquitos que parecen de poción y compré algunos gramos de Goji berry para mezclarlas con un té verde que llegó hace poco a mis manos desde China y que ha resultado ser una cosa espectacular. Precisamente para ese té que es suelto compré un infusor de pinzas, que se consigue en cualquier supermercado pero que aproveché y compré ahí de una vez.

Goji berry

Lo que no nos gustó: No había comida! Salvo por unas galletitas minúsculas que eran bastante simples, no había nada más para acompañar las bebidas. Con el hambre que teníamos ese nos pareció un gran descache.

Tampoco me gustó algo que no tiene que ver tanto con este lugar si no más bien con algo que he visto en varios lugares que aprovechan la moda del té: lo presentan como una bebida cuya función principal es medicinal. Ya sea para evitar el envejecimiento/conservar la belleza (por los antioxidantes), diciendo que ayuda a la digestión, que reduce la tensión, etc. etc. ¿No podrían venderlo sólo con el argumento de que es delicioso? Seguramente a muchos les parece que no lo es y entonces lo toman sólo porque “es bueno para la salud”. Eso me entristece un poco. Pero bueno, entre más té se encuentre en la ciudad, mejor para mí que lo amo por encima del café.

Tea time

Hablando un poco de la decoración del sitio, se encuentran muchas de las creaciones de Planta Baja en la terraza que además de hacer lucir mucho el lugar están a la venta para todos los visitantes. Hablando de eso, Carolina Delgado (creadora de Planta Baja) ganó el concurso Adidas White Space Project en el que también estaban participando Mariana Puerta y las otras dos chicas de Little Ramonas. Esta es una ciudad llena de hipervínculos ❤

La tercera parada fue un poco sorpresiva. Justo encima del Taller de Té hay una boutique llamada La casa de Greta. Es un sitio genial, decorado con detalle y que nos hizo olvidar por un momento que estábamos dentro de una casa en Chapinero alto. Varios vestidos preciosos (de más de 300 mil pesos, pero preciosos igual) y prendas de diseño exclusivo y experimental. Todo en una nostalgia por lo vintage similar a la de Ramonas, pero en el nivel de la ejecutiva de 30-40 años que gasta mucho en una sola prenda.

Terminamos el pequeño paseo en The Vintage Lab, otro sitio chapineresco que nos encanta por su gran estilo y por ser baúl de otros tantos tesoros para los amantes del vintage reencauchado. Hace poco sacaron un set de camisas preciosas de las que quedan muchas todavía. Si ven las fotos del set y se antojan de alguna, mejor corran a llevársela antes de que se les adelanten.

Y hablando de hallazgos facebookeros recientes, como para botarle un dato de moda alternativa a los chicos: The Nerv Store tiene algunas cositas interesantes. Como para que no sigan comprando donde siempre.

Las fotos de esta entrada (que tiene cada una su rollo aparte, para no alargar esto todavía más) están en Flickr. La nostalgia por el Instagram me llevó a editarlas de la manera más hipster posible, con una herramientita online llamada Pixlr. La locura en patineta.

Terminé la tarde visitando a mi ahijado Yoda, que aquí posa con su madre (quien tomó la mayoría de las fotos de la tarde).

Nico y Yoda

Y bueno, eso es todo. El siguiente fin de semana me dedicaré a chismosear en el Primer Torneo de Roller Derby de Colombia, donde estarán los chicos de Negro Robot transmitiendo para la interné 🙂 Si no saben qué es el Roller Derby les recomiendo dos cosas: 1. Lean el post de Negro Robot al respecto, redactado con cariño por bebeconchucha. Y 2. Vean la película Whip It, el debut como directora de Drew Barrymore que cuenta la historia de Bliss (que es la encantadora Ellen Page), una chica que llega por casualidades de la vida a una liga de Roller Derby cerca a Austin, Texas.

Aquí les dejo el trailer para que se antojen

Estándar
Videos

A Take Away Show con Bomba Estereo

Hoy caí en cuenta (otra vez) de algo gravísimo :), nunca le dediqué un post completo a La Blogothèque. Sólo un par de veces tuve la delicadeza de mencionarla y dar una explicación de un párrafo sobre lo que es.

Pero bueno, quisiera informarles que ya me reivindiqué. Aproveché que me invitaron a escribir en la página de un colectivo genial llamado Negrorobot (aka grupo de gente creativa y buena onda) y decidí hacer el primer post sobre La Blogothèque.

Sobra decir que recomiendo mucho que se paseen por el sitio y que lean el post aquí para que sepan de una vez por todas qué es eso de La Blogothèque y los Take Away Shows.

Eso mar acuyá. Mar acá vengo a mostrarles el Take Away Show de La Blogothèque con Bomba Estéreo, el grupo colombiano de la elegancia tropical.

Un pequeño resumen: Bomba Estéreo es un grupo colombiano que tiene una música original, energética y alegre que da muchas ganas de bailar. Toman elementos de la música folclórica, electrónica y funk para sacar piezas que hoy suenan en los mejores festivales de música del mundo y en una gira que los ha llevado a países como Suecia, Bélgica, Francia e Inglaterra. Un elemento clave del grupo: la voz de Liliana Saumet.

Este Take Away Show fue grabado y editado por Vincent Moon, uno de los creadores de ese programa de La Blogothèque. Una bonita versión unplugged de varias canciones filmada en varios lugares del centro de Bogotá, de los que destaco el teleférico del cerro de Monserrate y el lindo apartamento de la cantante. Lindo y cercano a mi universidad, lo que me da doble envidia.

Anoten entonces el recomendado trío de nombres geniales: Negrorobot, La Blogothèque y Bomba Estéreo.

Estándar
Cine, Pashminadas, Planes

♥ y amistad

Comienzo el post con ese cursi pero muy bien jalado video-comercial que la agencia Dojo USA hizo para LG y T Mobile con su nuevo Smartphone. Apenas para el tema de que entramos a septiembre, el mes del amor y la amistad, y me robaron el celular, entonces ando buscando otro y éste consigue meterse a mi lista de candidatos gracias al video (que obviamente está en recontraHD).

La introducción era para contarles que se me zafó un tornillo y me puse a hacerle unos descuentos descarados a las Pashminadas en Facebook. Ando complaciendo a diestra y siniestra las necesidades de regalos para amor y amistad de niñas indecisas y muchachos desesperados, así que deberían pasarse y ver si vale la pena para ustedes tanto alboroto mío.

Yo creo que las Pashminadas son unas monadas de verdad, sea o no época de amor y amistad. Además, para muchas y muchos se viene la semana de receso y hay que aprovechar para hacer un viaje relámpago a sitios como la playa, donde las Pashminadas se ven regias.

Dejando a un lado la modestia de vendedor (?), me gustaría contarles también que se vienen varios eventos interesantes desde éste fin de semana. Pero destaco dos que siempre me parecen increíbles, y soy fanática de ellos desde hace tiempo:

El primero es el 9° Festival de Cine Francés. No lo recomiendo por lo romántico y perfecto para celebrar amor y amistad ni nada de eso, sino porque me encanta el cine y van a presentar varias películas muy buenas. Pueden ver la programación en la página oficial del Festival.

Claro, están las románticas para los que quieran ir en ese plan, pero también hay otras chéveres que no me quiero perder: Cartagena (L´homme de chevet) (la cuota medio colombiana),  La cuestión humana (la cuota con trama interesante) y éste documental que se llama Babies (la cuota pashminesca), del excelente director Thomas Balmes:

Bueno, aclarar que me encantan los bebés y por eso seguramente me atrae tanto. Pero además creo que la fotografía está increíble, me encantan los colores y todo. Puede no ser la película independiente y abstracta que uno vería en un Festival de éstos, pero desde el momento en que vi el poster me dije: “mí misma, tenemos que verla”.

Y el segundo es la edición de amor y amistad de Las Puertas del cielo, que como siempre va a estar buenísima. Si la idea es comprar monadas de las que Pashmina no vende, lo mejor es ir a las puertas, incluso el plan para comer y chismosear ya es bueno.

Entonces no se queden el domingo aburridos en la casa, salgan a cine o a Las Puertas y celebren el amor y la amistad.

Estándar
Chistosidades, Noticias, Palabrería, Videos

Cátedra de Rock, por Cleóbulo

La anterior es algo así como un intento vergonzoso de Rock para dummies y adultos mayores de 50 años fanáticos de los boleros, en una versión que hace pensar en un analista económico de Wall Street hablando de la flora y fauna de Narnia. El tipo claramente no tiene idea, entonces hacemos una petición solidaria: que se siente por favor y algún fanático de la “música metálica” le enseñe a pronunciar, al menos!

Cito el pie de video (?):

Para aquellos que no están familiarizados con la terminología del mundo del rock o que simplemente quieren revisar sus conocimientos del tema, el jefe de la Oficina de Información y Divulgación de la Academia Colombiana de la Lengua les explica. Una guía infaltable si se quiere asistir a Rock al Parque con buena letra.

Entiendo con eso de “quieren revisar sus conocimientos del tema” que depronto ésto era algo así como un quiz lleno de trampas, de esas donde uno pone falso o verdadero. Si, estoy tratando (es mi mejor intento) de defender al tipo.

En fin, éste señor debe hacer dos cosas con suma urgencia. La primera es pedir asilo en algún país donde a nadie le guste el Javi Metal, ni haya jamaicanos (Dios!), porque aquí seguro lo están buscando todos ellos por difamación.

La segunda es conseguirse una de esas “guías infaltables para la buena letra”.  Y mientras se la lee por allá en Bután, que le deje el puesto al Profesor Súper O, para que baje los índices de ignorancia, un poquitico. Hasta El Corresponsal lo haría mejor, al menos le sacaría a uno una sonrisa, no un reflejo asesino.

¿Quieren saber quién es el tipo? Claro, porque ni a éste ni al del tapabocas se la perdonan sin poder señalarlos con nombre propio. Aquí hay un perfil corto en Universia del infractor idiomático.

Ahora me siento como Cevichica… hemos cumplido!

Estándar